Educa con Disciplina Positiva (2ª Parte)

El objetivo de la segunda parte de este post sobre la Disciplina Positiva es que profundices un poco más allá y ver cómo puedes llevarlo a la práctica con tu hijo.

Te voy a dar algunas pautas para  poder llegar a un buen entendimiento con tu hijo:

  1. Genera una conversación en la que exprese sus sentimientos y pensamientos acerca de un asunto en concreto.
  2. Haz el ejercicio lluvia de ideas, (brainstorming) para obtener posibles soluciones y escoger una que estéis de acuerdo.
  3. Llega a un acuerdo con él, poner un tiempo específico.
  4. Explícale que ese acuerdo o trato, debe de realizarse con un tiempo limitado.

Para esto debes de tener en cuenta:

  1. Las prioridades de los adultos y los niños no son las mismas
  2. No prejuzgar, sino establecer el asunto.
  3. Poner una fecha límite
  4. Mantener el respeto por parte de ambos

Y recuerda:

  • Olvídate de dar órdenes y sermonear, sino que pregunta para así poder enfocaros en la solución.
  • Conoce su mundo: ¿Qué?, ¿Cómo?, ¿Por qué? pon interés en conocer sus pensamientos y sentimientos.
  • Escúchale activamente, así escucharás los sentimientos escondidos entre las palabras haciéndole ver que entiendes sus sentimientos.
  • Evita las preguntas que hieren los sentimientos. No hagas preguntas que conoces la contestación y el propósito es pillarlo.
  • Cuida tu lenguaje “Menos es más”. Deja que las acciones hablen más alto que las palabras. “Utiliza señales no verbales”. El uso de señales no verbales, por ejemplo, un vaso bocabajo en la mesa indicaría que hay que lavarse las manos antes de comer, además si él participa en la elección puede aumentar la motivación para realizar las tareas cotidianas.

Di; ”Cuando…, entonces” por ejemplo, “Tan pronto como acabes los deberes verás la TV”, en lugar de “Si acabas los deberes, verás la TV”.

“Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame  y lo aprendo”- Benjamín Franklin

Además, establecer una rutina para él es importante. Sin rutina muchas veces se experimenta caos en vez de espontaneidad. Evita desacuerdos como, por ejemplo, la hora de dormir, de levantarse, de la comida, para lavarse los dientes… Incluso ayuda a dejar de lado la lucha de poder.

Los beneficios a largo plazo son seguridad, tranquilidad, confianza y destrezas de vida para él.

Ahora vamos a reflexionar sobre los errores, cometer errores es una oportunidad de aprendizaje, pero ¿Qué te han enseñado de pequeño sobre los errores?

  1. Los errores son malos.
  2. No debes de cometer errores.
  3. Eres malo, tonto, inútil y un fracasado si cometes errores.
  4. Si cometes errores no dejes que las personas se den cuenta.

Pues no es así. Enséñale a tu hijo que cometer errores es una oportunidad para valorar la ayuda de otros. Esto le estimula a tomar responsabilidad por lo que hace.

Aplica la “R” de recuperación:

  1. Reconocer el error con un sentido de responsabilidad en vez de culpa.
  2. Reconciliarse disculparse con la persona que hirió u ofendió.
  3. Resolver el problema cuando sea posible trabajando juntos para solucionarlo.

Antes de terminar quiero comentarte algo importante sobre educar con Disciplina Positiva que está relacionado con el castigo, las consecuencias naturales y las consecuencias lógicas.

Creo que es muy importante saber diferenciarlas y como utilizarlas. Por ello más adelante escribiré un post dedicado a este tema, pero ahora voy a contarte un poco porque te puede ayudar a la hora de educar a tu hijo.

No obligues a tu hijo que haga las cosas por medio de un castigo. En vez de castigarle enséñale cómo podría solucionar esa situación en el futuro.

Para cada oportunidad que él tiene, hay una responsabilidad relacionada. La consecuencia obvia es que si no se acepta la responsabilidad se pierde la oportunidad.

Como te comentaba anteriormente, cuando educas con Disciplina Positiva, no se contemplan los castigos, sino que como adulto dedicas tiempo a entrenar a tu hijo mientras va madurando y le ayudas a desarrollar la responsabilidad.

Cuando tu hijo elige hay una consecuencia natural, sin que tú como adulto hayas hecho nada, por ejemplo si se le olvida preparar su mochila para el cole con los libros no llevara los libros al colegio y no podrá seguir las clases. Permítele sentir y apreciar las consecuencias naturales. Además cuando  son inmediatas, son muy efectivas.

Sin embargo, muchas veces las consecuencias naturales no son inmediatas, se necesita un poco de paciencia. Eso sí, cuando digo  que tu hijo experimente las consecuencias naturales,  siempre que  no corra peligro.

Las consecuencias lógicas son distintas que las consecuencias naturales ya que en ésta interviene un adulto. Además son más difíciles a la hora de utilizarlas, se necesita pensamiento, paciencia y autocontrol, es decir actuar en lugar de reaccionar.

Pero ojo, porque algunos padres y maestros creen que pueden disfrazar un castigo llamándolo consecuencia lógica.  Para que una consecuencia lógica no sea un castigo debe:

  • Estar relacionada
  • Ser respetuosa y razonable
  • Ser comentada previamente (en caso que sea necesario)

Sino tu hijo sentirá resentimiento (es injusto), revancha (ahora ganas tú, pero ya me vengaré), rebeldía (les enseñaré que puedo hacer lo que yo quiera), retraimiento (la próxima vez no me pillará).

Te pongo un ejemplo, si tu hijo dibuja en la pared, si usas las tres palabras guías para analizar una consecuencia (relacionado-respetuoso-razonable) lo que esperas es que tu hijo limpie la pared donde dibujó. Eso sí sin hacerle comentarios irrespetuosos ni sermonear. Si es muy pequeño, debes ayudarle a limpiarlo.

 “Cuando empleamos el termino consecuencias lógicas con frecuencia los padres lo malinterpretan como una nueva manera de imponer sus órdenes a los niños. Estos niños lo ven como es un castigo disfrazado”– Dreikurs

Por último decirte que hay una creencia errónea,  para que los niños lo hagan mejor, antes tienen que sentirse peor y eso no es así, sino todo lo contrario.

A todos nos gusta sentir que participamos en el proceso de decidir las cosas acerca de nosotros mismos, de otros y de la vida y que somos importantes.

No debemos olvidar, que es importante conocer las creencias escondidas detrás de la conducta de los niños. Así les proporcionamos oportunidades para que ellos mismos las cambien. Un niño que se porta mal es un niño desanimado. Un niño se siente motivado cuando cree que comprendemos su punto de vista.

Es importante que pases tiempo con tu hijo y si es necesario ayudarle y acompañarle a descubrir cuál es su creencia errónea, las  “metas erróneas” que hace que tenga un comportamiento negativo:

  1. Búsqueda de atención “solo me tienes en cuenta cuando me prestas atención”.
  2. Poder “solo me tienes en cuenta cuando mando y/o cuando no permito que tú mandes”.
  3. Venganza “no me tienes en cuenta, pero al menos puedo devolverte el daño que me has hecho”.
  4. Darse por vencido o asumir una conducta de incapacidad “es imposible que me tengas en cuenta, me doy por vencido”.

A través de preguntas y observando la reacción de tu hijo puedes llegar a conocer su meta errónea. Para poder ayudarlo y acompañarlo a que se sienta querido e importante y encontrar la solución al problema y así deshacer esa creencia errónea.

Como te he comentado anteriormente estos son algunos conceptos básicos de la Disciplina Positiva, espero que te sirvan en el día a día con tu hijo.  En próximos post iré profundizando más sobre algunos conceptos que creo que te pueden ayudar a mejorar la relación con tu hijo.

¿Quieres saber más sobre esta forma de educar utilizando la Disciplina Positiva?
Déjame tu opinión en la zona de comentarios. Si te ha parecido útil compártelo con otros padres  en tus redes sociales.

Disfruta y se ejemplo.

Un abrazo,

Miren

2 comentarios en “Educa con Disciplina Positiva (2ª Parte)”

Deja un comentario

MIREN ZURUTUZA te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por MIREN ZURUTUZA como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios que realizas en el blog.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de posting de MIREN ZURUTUZA) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa. (http://empresa.1and1.es/?linkId=ft.nav.about1and1).
El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no puedas dejar tu comentario y que pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@mirenzurutuza.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: https://www.mirenzurutuza.com, así como consultar mi política de privacidad.